Menos Facebook y más Linkedin. 15 consejos para atraer más visitas a tu perfil

Quizás te hayas preguntado alguna vez si Linkedin sirve de verdad para conseguir trabajo.

Yo también.

Me he decidido a escribir sobre esto porque el otro día me pasó algo surrealista pero curioso: una chica de Singapur me escribió a través de Linkedin interesada en trabajar conmigo. 

Para contar esta historia tenemos que remontarnos a finales de 2015, cuando me propuse un objetivo: entrar más en Linkedin y menos en Facebook.

El primer motivo por el que tomé esta decisión fue porque estoy bastante saturada de toda esa información que no aporta nada y que, sin embargo, digiero a diario. Quería empezar una “dieta de información” para optimizar el tiempo y tener más espacio “mental” para dedicarme a lo que hago.

Además de pasar tiempo leyendo lo que la gente de mi sector comparte y aprender sobre lo que realmente me interesa, tenía pensado realizar una serie de acciones que me posicionaran como mejor profesional delante de aquellos que están interesados en trabajar con alguien como yo.

Lo primero que hice fue tratar de completar mi perfil al máximo. Explicar muy bien lo que he hecho y, sobre todo, lo que hago. Tras pasar unos días observando, mi primera conclusión fue la confirmación de que en España no aprovechamos Linkedin todo lo que podríamos.

La mayoría de historias que escucho por parte de personas que han encontrado trabajo, no han sido precisamente a través de Linkedin, sino gracias al boca a boca.

Pero, ¿qué pasa si no tienes contactos? ¿podemos llevar el boca a boca a Linkedin? Sí, y no sólo eso, sino que podemos reforzarlo, ampliando nuestras miras y llegando mucho más lejos.

Pero volvamos a la historia. El segundo motivo por el que tomé mi decisión fue para acercarme a empresas de fuera de España. Y he aquí la gran oportunidad que ofrece Linkedin, especialmente para los autónomos.

Una de las cosas que más me llaman la atención es la actitud. Pedir información o presupuesto a través de Linkedin es muy normal fuera de nuestras fronteras. Evidentemente, es imprescindible defenderse en inglés, pero no es necesario tener un nivel altísimos. Ya sabes, hablando se entiende la gente.

Entonces, ¿por dónde empezar? Esto es todo lo que he aprendido a través del ensayo-error de estos últimos meses:

1. Describe muy bien el puesto o título que ocupas (o quieres ocupar)

Sé lo más específico posible. El título que va junto a tu nombre es lo que captará la atención de un profesional de RR. HH. o de un recruiter que ande buscando exactamente lo que ofreces. El objetivo en este punto no es ser creativo, sino descriptivo.

2. Elige una categoría y vencerás

La categoría es el sector profesional general en el que deseas categorizarte. Es muy importante porque facilita que te encuentren.

Por ejemplo, en mi caso, y gracias a que cambié la categoría, empezaron a contactarme más. Fue instantáneo. Piensa cuál es tu estrategia, qué servicio ofreces y cuál necesitas reforzar. O bien, cuál es el puesto de tus sueños, para el que te has preparado tanto tiempo.

3. La biografía es lo más importante

Hace poco compartía este post sobre cómo hacer una bío profesional. Y si en algún lugar tienes que sacar tus dotes de copy, es en este pequeño extracto. Lo mejor para escribir un extracto de Linkedin que funcione es conseguir que sea corto y llamativo pero, a la vez, descriptivo.

Se dice rápido, ¿verdad? No te preocupes. Hay algunas estructuras que funcionan. Mientras te alejes de los grandes bloques de texto, todo irá bien.

Siempre hay que tener en mente la legibilidad. En este formato no es posible usar negritas que nos ayuden a llamar la atención en ciertas palabras, pero sí podemos utilizar otros recursos útiles enumeraciones, guiones o bullet points.

Tras observar muchos perfiles, yo opté por algo sencillo, fácil y orientado a la venta. Este es mi esquema:

  1. [Mensaje descriptivo y ligeramente creativo]
    Pequeña introducción de dos líneas en la que digo quién soy y con qué tipo de clientes trabajo habitualmente.
  2. [Mensaje creativo]
    Una pregunta para captar:
    Ejemplo: “¿Buscas a un profesional que pueda ayudarte con “x”?
  3. [Mensaje MUY descriptivo]
    Enumeración de servicios o habilidades profesionales:

    1. Servicio 1
    2. Servicio 2
    3. Servicio 3
    4. Servicio 4
  4. [Creativo pero profesional]
    Cierre

¿Qué conseguimos con todo esto? Situarnos en la mente del que lee de forma clara. Ya sea porque necesitan a alguien en estos momentos o porque sólo andan ojeando nuestro perfil, lo importante es que recuerden lo que hacemos y nos asocien a un servicio concreto.

Este es el lugar ideal para usar la creatividad y conseguir un texto reducido, que enganche con palabras potentes y descriptivas. Deja entrever alguna cualidad personal y cercana, que te muestre como profesional abierto al contacto con otros profesionales. Después de todo, eso es lo que queremos, ¿no?

4. Rellena todos los campos

Rellenar los campos es bueno. Cuanta más información que pueda validarse ofrezcas en tu perfil, menos dudas tendrá aquél que busque a alguien como tú. Procura que tengan presencia tus proyectos más importantes. Es bueno que encontremos la forma de incluirlos, ya sea visual o textualmente.

5. Cuenta tu “experiencia”

Una oportunidad perfecta para ser descriptivos. En mi caso, yo he optado por un desglose de las tareas que he realizado en cada puesto. ¿Cuál es la función de la sección “Experiencia”? Explayarnos escribiendo sobre nuestras habilidades y ordenar cronológicamente nuestra trayectoria.

Por supuesto que hay que seguir manteniendo un enfoque de copywriting en cuanto a que la redacción debe ser concisa y orientada a atraer, pero el formato nos permite ser muy concretos. La estructura de guiones facilita la lectura y seguro que te ayudará a la hora de redactar.

6. Recomienda y te recomendarán

Pide a tus clientes, jefes o compañeros que te recomienden a través de Linkedin. A cambio, ofréceles una recomendación. Cuando te toque a ti, trata de ser objetivo y ponerte en el lugar de alguien que no le conoce. Destaca cualidades personales pero también profesionales, cuenta qué problema resuelve y por qué deberían contar con él en un equipo.

7. Haz que sea visual

Si eres un profesional gráfico o audiovisual, no desaproveches esta oportunidad. Tienes la gran suerte de poder atraer con tus imágenes. Si por el contrario, como en mi caso, este no es tu sector, trata de incluir logos o imágenes representativas utilizando la función de añadir elementos.

Todo esto ayuda a que nuestros “visitantes” descansen la vista y no les importe seguir leyendo.

8. Personaliza tu url

Linkedin ofrece la posibilidad de personalizar tu url, o lo que es lo mismo, tu dirección del perfil. No es lo mismo compartir una url larga y con muchos números y letras que una personalizada con tu nombre. Esto, además, ayudará a que tu marca personal, la tengas o no, tenga más cohesión.

9. ¿Inglés, español o inglés y español?

Linkedin te permite tener tu perfil en varios idiomas y eso te ayuda a posicionarte en el extranjero, si esa es tu intención. Pedir a un traductor que traduzca tu perfil es una inversión que merece la pena.

10. “Alguien ha visto tu perfil” (y quiere conocerte)

Observa y déjate observar. Lo reconozco, compruebo muy a menudo el apartado que ofrece Linkedin en el que te muestra quién ha visto tu perfil. Al principio, antes de emplearme a fondo, simplemente me servía para satisfacer mi curiosidad. Ahora lo utilizo para ser proactiva.

Cuando alguien de mi sector o relacionado ha visto mi perfil, me apresuro a conectar con él a través de un mensaje creativo. Y esto nos lleva al siguiente paso…

11. Envía solicitudes de conexión creativas

No te conformes con el “Me gustaría conectar contigo a través de Linkedin”. Seguro que puedes hacerlo mejor. Yo me lo propuse, y ahora voy variando el enfoque.

Lo ideal es encontrar ese punto en común que tienes o puedes tener con la otra persona. ¿Quizás compartís un campo profesional? ¿Sois miembros de un mismo grupo? ¿Habéis trabajado en la misma empresa? ¿Trabaja en la empresa con la que te gustaría colaborar?

Ir al grano está permitido, siempre manteniendo un tono amistoso y cercano. Todos estamos en Linkedin para conseguir lo mismo: mejores conexiones, mejores clientes, mejores proyectos. Acaba tu mensaje con algún saludo cercano y te aceptarán seguro.

12. Linkedin puede ser tu nuevo Facebook

¿Recuerdas cuando descubrimos Facebook? Era muy divertido interactuar. Pues ahora me pasa casi lo mismo en Linkedin. Cuando comparto contenido y alguien lo recomienda porque le resulta interesante, le concedo incluso más valor. Me divierte y me alegra.

13. Utiliza Pulse, el “periódico” de Linkedin

Y también el gran desconocido, por cierto. Pulse es el servicio de publicaciones de Linkedin. ¿Sabías que puedes publicar tus propios artículos como si fueran un post?

Esto contribuye a darte visibilidad y demostrar que eres un profesional con talento en tu campo. De esta forma serás más visible a ojos de personas que trabajan en lo mismo que tú, fomentando el networking y suscitando curiosidad por lo que haces.

14. Comparte contenido propio y de otros

Visibilidad. Al compartir información relevante de tu sector, no sólo aparecerás más veces en el timeline de tus contactos de Linkedin, sino que de esta forma podrás expresarte mediante temas que te interesan. Todo habla de ti. Úsalo a tu favor.

15. Participa en grupos de tu sector

Los grupos profesionales, ya sean abiertos o cerrados, son ideales para crear alianzas con profesionales que se dedican a lo mismo que tú. En ellos accederás a contenido muy muy especializado, que te ayudará a crecer.

Los recruiters o profesionales de RR.H. también suelen estar en estos grupos, así que supone una gran oportunidad para llamar la atención. Eso sí, no vale hacer spam. Saca al copywriter que hay en ti y deslúmbrales con tus contenidos, tus mensajes y tus comentarios.

Compartiendo todo lo que he aprendido no quiero decir que la única opción sea buscar trabajo en el extranjero, sino que ahora es el momento perfecto de empezar a usar Linkedin de forma más práctica en España.

Sacar partido a esta herramienta gratuita es bueno para todos y propicia que estemos en contacto. Nos abre las puertas profesionales de una forma inimaginable.

Hasta aquí las conclusiones de mis primeros meses con prensencia (real) en Linkedin. Estoy segura que podremos aprender mucho con el tiempo.

Te animo a compartir tu opinión o trucos que te hayan funcionado para cumplir tus objetivos profesionales en esta red social. Si quieres que alguien se encargue de poner tu perfil de Linkedin a punto, estaré encantada de ayudarte.