Por qué conocer la tipografía te hará mejor redactor

A menudo utilizamos los términos “fuente”, “tipografía” o “letra” como sinónimos. Pero ¿qué es exactamente la tipografía?


La tipografía es la disciplina que, dentro del Diseño Gráfico, estudia los distintos modos de optimizar la emisión gráfica de mensajes verbales.

El objetivo de la tipografía es conseguir la máxima comprensibilidad del texto combinando letras, espacios y organizando los tipos.

Cuando tratamos con la tipografía,

  • a las letras, números o caracteres especiales se las llamatipos;
  • y al conjunto que comparte un determinado diseño, “fuentes tipográficas”.

Tradicionalmente, la tipografía corresponde a los diseñadores

El fin de una composición gráfica, como puede ser un texto editorial, es conseguir que el receptor comprenda un mensaje. Para esto utilizamos palabras e imágenes.

En principio, el diseñador gráfico es quien se encargará de mantener el equilibrio y darle la importancia justa a cada parte. Pero los redactores podemos (y debemos) facilitar ese trabajo realizando tareas tan propias como estructurar la informaciónaportando titulares representativos que acompañen a las imágenes y  destacando la intencionalidad de cada uno de los elementos textuales.

Conocer la tipografía te aportará un extra de inspiración

“Optimizar la emisión gráfica de mensajes verbales” implica mejorar la experiencia del lector. Sabemos que el tiempo es escaso y que debemos captar la atención con el menor número de elementos posible; así que más vale que esos elementos sean poderosos y estén bien escogidos.

El lector lee lo que escribimos, por lo que es tan esencial saber para qué publico y tipo de pieza estamos escribiendo, como qué aspecto tendrá la letra (tipo) que leerán.

Porque los tipos comunican. Son emocionales. Desprenden un identidad. Aportan un significado extra que enriquece el mensaje. Juegan con el texto, le dan cuerpo y significado. Amplifican la experiencia. Pueden expresar formalidad, ligereza, relajación, seriedad, dejadez, frialdad o alegría.

Piensa como un diseñador desde antes de ponerte a escribir

Imagina cómo quedará tu texto antes de ponerte a escribir. Haz esquemas en el papel y comparte, si puedes, tus ideas con el diseñador. Tenéis un objetivo común. Si es majo/a, le ahorrarás mucho trabajo y te agradecerá tu cooperación.

Algunos consejos antes de lanzarte a redactar:

  • Hazte la pregunta estrella: ¿qué quieres comunicar?
  • Analiza cada mensaje, calcula su peso y distribúyelo con sabiduría en la página (mediante esquemas)
  • La información tiene una jerarquía que puede traducirse en jerarquía tipográfica: los tamaños son nuestros aliados, tenlo en cuenta
  • Los titulares son los protagonistas, concédeles tiempo e importancia a la hora de escribirlos
  • Las negritas y cursivas están para ayudar. Úsalas para enfatizar, sé consciente de su efecto, pero adminístralas con cuidado
  • Captar la atención con el menor número de elementos posible es un arte. Y es muy divertido practicarlo
  • En este tablero de Pinterest encontrarásmás inspiración relacionada con el diseño editorial

Tenemos un objetivo común y no debería ser tan utópico que diseñadores y redactores trabajemos juntos para encontrar ese punto medio óptimo, en el que la experiencia del lector sea lo más maravillosa posible.

¿Eres diseñador/a? Busco pareja creativa para colaborar en presentes y futuros proyectos, ¿nos conocemos? 🙂